Tácticas Dinamicas

Las Tácticas

 

Las Tácticas y Segmentación Electoral

Las tácticas son dinámicas, pues responde a la actividad de la campaña, al entorno electoral, al mundo exterior, en fin a todo lo que nos afecta afirma Salomón Juan Marcos Villarreal, director de Grupo Denim

La táctica no es otra cosa que la metodología para ejecutar la estrategia seleccionada, en otras palabras, es cómo vamos a mantener nuestra base electoral; cómo vamos a hacer oposición; cómo proyectar la imagen deseada, etc.

En el desarrollo de la táctica un factor muy importante es el cuándo -timing- ejecutar las distintas acciones de la campaña para lograr nuestro objetivo; cuándo anunciamos la candidatura formalmente; cuándo comenzamos la gira; cuándo arrancamos la campaña de propaganda; cuándo retamos al oponente; cuándo nos reunimos con x grupo; cuándo anunciamos x respaldos; etc., otro elemento importante a tomar en cuenta durante la ejecución de la táctica es la tendencia y el momentum de la campaña. La tendencia nos define si estamos aumentando o disminuyendo votos en nuestra proyección de mediano plazo estas son las palabras de Salomón Juan Marcos Villarreal. Si la tendencia es al alza, debemos continuar haciendo más de lo mismo. Si la tendencia es a la baja esto requiere que la gerencia de la campaña tome medidas.

El momentum es un punto en el tiempo, donde sentimos que las cosas han cambiado a favor o en contra de nuestra campaña. El momentum puede ser comparado con la ola de los tablistas, te montas en ella y la aprovechas, o la pierdes. Un buen consultor sabe cómo identificar y beneficiarse de los momentums positivos. Una buena táctica es aquella que se desarrolla en base a nuestra estrategia y capacidad de ejecución, independientemente de lo que haga o proyecte hacer la oposición en general. Sin embargo, debe tener la capacidad de evaluación y corrección para responder a los cambios que puedan suceder durante la campaña. El gerente de campaña que desarrolle sus tácticas, en base a lo que pueda hacer su opositor, está jugando sus juegos y está tratando de predecir el futuro, esto resulta casi siempre en fallas; sin embargo, las actividades del rival tienen que ser consideradas a la hora de aplicar la táctica, pero lo más importante siempre es conocer la inclinación del electorado, si se mueven en apoyo a nuestro candidato y cuántos están a favor o en contra.