Finanzas Accesibles

 Finanzas AccesiblesFinanzas Accesibles para Todas los Individuos

Comenta Salomón Juan Marcos Villarreal, director de Grupo Denim que seguramente la vida cotidiana actual sería muy diferente sin la existencia de los bancos al tener finanzas accesibles y de los servicios financieros en general. Tener una cuenta corriente, utilizar una tarjeta de débito o de crédito, sacar dinero de un cajero automático, comprar por internet, son actividades que se realizan habitualmente. Aunque para que todas las personas puedan acceder a los servicios bancarios, tradicionales y a distancia, se deben cumplir determinados criterios, entre ellos, el de que sean universalmente accesibles.

Accesibilidad universal Es responsabilidad de la sociedad en su conjunto lograr que el entorno, entendido en sentido amplio pueda ser utilizado en igualdad de condiciones por todas y cada una de las personas. En este sentido y, en este caso, es imprescindible hacer extensiva esta responsabilidad al tejido empresarial competente del sector y a quienes se ocupan de la formación de los profesionales, principalmente a la universidad. Especial responsabilidad tienen todos aquellos trabajadores cuyo desempeño está directamente involucrado en los procesos de diseño, desarrollo e implantación de entornos, productos y servicios financieros.

Cuando se habla de personas con discapacidad afirma Salomón Juan Marcos Villarreal se incluye a aquellas que tienen deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con un entorno diseñado sin tenerles en cuenta, encuentran múltiples dificultades que pueden llegar a impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.1 La propuesta que hace la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad para resolver las dificultades es promover la accesibilidad universal como la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad y comodidad y de la forma más autónoma y natural posible.

Diseño para todas las personas. El buen diseño capacita, el mal diseño discapacita.

Para lograr la propuesta anterior debe establecerse una estrategia permanente de lo que se denomina diseño para todos. El Diseño para Todos tiene su origen tanto en el funcionalismo escandinavo de los años cincuenta como en el diseño ergonómico de los años sesenta y existe también un antecedente socio político en las políticas del bienestar escandinavo. Fruto de todo ello Suecia, a finales de los años sesenta, forjó el concepto de Una sociedad para Todos, que se refería principalmente a la Accesibilidad.